MEDIO AMBIENTE

¿Y si apuestas por un cambio de rutina sostenible?

En otoño volvemos a la rutina y nos replanteamos muchos de nuestros gestos. ¿Y si es el momento ideal para dar un giro hacia la sostenibilidad? 

Las crecientes leyes de reducción de plásticos de un solo uso e, incluso, el precio de la luz, que nos empuja a consumir menos energía, están cambiando poco a poco nuestro día a día hacia un modo de vida más ecológico. ¿Por qué no nos lo tomamos como un primer paso y vamos directos a por más?

El reciclaje, la reutilización, el transporte público, el ahorro de agua… son técnicas que ya conocemos y aplicamos (aunque siempre viene bien recordarlas y aplicarlas más a fondo). No obstante, queda mucho por hacer. Aquí van algunos consejos que puede que aún no practiques.

¡A por ellos!

  1. Dentro y fuera de casa: El ahorro energético debe traspasar las paredes del hogar. Tendemos a ser más cuidados en casa porque vemos el ahorro reflejado en la factura pero, en el trabajo, en los hoteles y en las casas de los demás… ¡también puedes apagar luces que no estés usando!
  1. Bajo consumo: Bombillas, electrodomésticos, automóviles… todos tienen opción (o modo) de bajo consumo. ¡Utilízalos siempre!
  1. Comer bien, ¡del todo!: La comida también puede ser una decisión sustentable. Consume alimentos no sobre-explotados. No abuses de la carne y el pescado y ayuda así a reducir su demanda.
  1. Compra de manera responsable: Hay muchos productos que explotan la vida marina y ni si quiera nos paramos a pensar en ello. Olvídate de comprar joyería con corales, estrellas de mar o artículos provenientes de especies como las tortugas o las ballenas. Opta por marcas sostenibles, ¡cada vez son más las opciones disponibles!
  1. Más info, ¡por favor!: Nunca dejes de buscar nuevas formas de ayudar al medio ambiente. Puedes movilizarte a través de organizaciones, buscar documentales sobre el tema, leer medios especializados y mucho más. Recuerda que ¡el saber ni ocupa lugar ni deja residuo!