MEDIO AMBIENTE

La sostenibilidad empieza por tu plato

Y tú pensarás what? ¡Pero si eso solo tiene que ver con el reciclaje y la reducción de plástico! Pero no, para ir abriendo boca sobre este tema, te informamos que la sostenibilidad también empieza por lo que comes, o incluso mucho antes, cuando piensas qué vas a comer, ya que detrás de la elección de cada producto hay un origen, producción, consumo y desperdicio a tener en cuenta, algo que en Sorbos tenemos siempre presente.

¿Has oído hablar de las dietas saludables sostenibles? ¡Pues marchando una de info! Estas dietas, más allá de la suma de nutrientes y alimentos consumidos, son importantes por ser consideradas:

  • Un estilo de vida basado en la elección de los alimentos según cómo se distribuyen, se comercializan, se eligen, se preparan y se consumen.
  • De bajo impacto ambiental, optimizando recursos naturales y humanos, y reduciendo el desperdicio.
  • Accesibles, asequibles, seguras y equitativas.
  • Culturalmente aceptables.
  • Claves para lograr el bienestar físico, mental y social en generaciones presentes y futuras.
  • Importantes para reducir el riesgo de enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación.

Por eso, no es de extrañar que ya haya incluso un acuerdo internacional, llamado Pacto de Milán creado en 2015, que anima a las ciudades de todo el mundo a desarrollar sistemas alimentarios sostenibles que avalen todo esto que hemos mencionado.

¡Prepara tu cesta y haz check en sostenibilidad!

A ti, que seguro te gusta cuidarte y lees la etiqueta de cada alimento, te damos tips a tener en cuenta a la hora de pasearte por el supermercado y hacer la compra:

  • Elige lo local y de temporada: te asegurarás un sabor natural, comer un producto que ha sido producido con prácticas respetuosas con el entorno, y además con su compra apoyarás a los productores de tu zona.
  • Compra a granel: es la mejor forma de disminuir el uso de plásticos; además puedes llevar tu propia bolsa de tela reutilizable cuando hagas la compra. También elegir fruta que no venga envasada innecesariamente es de gran ayuda ¡la propia piel de la fruta hace de envase!
  • Planifica menús conscientes: realiza la compra cada 3 días y elige alimentos que vayas a consumir con seguridad y no tengas que desperdiciar, sobre todo ten en cuenta esto con los frescos.
  • Rechaza los ingredientes procesados: elige productos naturales, cargados de vitaminas y minerales clave para cada época del año en la que se consumen.
  • Evita desperdiciar: dale al thinking y a la inventiva para crear platos en los que poder aprovechar ese poquito antes de que acabe en la basura. En Pinterest seguro que hay alguna receta que te inspira.

Y a la hora de cocinar… ahorra energía: evita derrochar agua, usar excesivamente el horno o el microondas, y optar por elaboraciones cortas a temperaturas medias, conservarás mejor los nutrientes de los alimentos.

¿Te ha sabido a poco esta info sobre sostenibilidad? ¡Pues para el próximo post más! Y ahora para combatir este calor que va haciendo, prepárate un batido con alguna fruta de temporada y disfrútalo con nuestras deliciosas y sostenibles pajitas de sabores.