En SORBOS sabemos cómo de especiales son las bodas para la gente: felicidad, alegría, nervios… Sólo quieres que todo salga bien. Has estado meses preparándolo. Y por supuesto, será el mejor día de tu vida. Por eso quieres tener los productos de mayor calidad y elegancia, y por eso el plástico no puede estar entre ellos. Como hemos dicho muchas veces, el plástico es nocivo para el medio ambiente porque tarda unos 1000 años en degradarse. Además, la pajita convencional no aporta casi nada.

SORBOS es una mejora en todos los aspectos respecto a la cañitas convencionales. Primero, son comestibles. Es decir, puedes tomar un refresco y después comerte la pajita. Segundo, tiene diferentes sabores: fresa, limón, chocolate, lima, jengibre, manzana… ¡hasta neutro! Puedes elegir la gama que quieras. Y no te preocupes, porque la cánula en ningún caso alterará el sabor de tu bebida, solo la aromatizará y, por supuesto, mejorará la experiencia. Y tercero, porque contribuyes a la protección del medio ambiente. Una persona que se casara hace 950 años y que usara pajitas de plástico para las bebidas, todavía está pagando el precio. ¿Por qué? Porque ese plástico todavía está en el medio ambiente, sin degradarse, hiriendo a los animales y a la fauna. Con SORBOS ese problema no existe porque la pajita es perfectamente comestible.

Las bodas son eventos de gran nivel, y por eso SORBOS tiene que estar. De hecho, ya hemos estado presentes en bodas de auténticas personalidades como la influencer Dulceida o Yoli, la ex concursante de Gran Hermano 15 y podcaster. Sin embargo, no solo para bodas, sino para cumpleaños, cenas, desayunos… ¡Sirve para todo! No lo pienses más y haz que tus invitados disfruten de tu boda a SORBOS.