Como tantos otros elementos de nuestra vida, se ha convertido en cotidiano para nosotros, ni nos enteramos que las utilizamos y lo hacemos como un abito de consumo más, sin realmente ser conscientes del daño que infligimos al planeta con ello.

Estamos hablando de las pajitas de plástico, pajitas utilizadas durante la noche cuando estamos tomando algo en un local de moda, con el zumo de media mañana o al utilizadas por los niños que toman su desayuno en el recreo.

straws

Esa pajita de plástico no es biodegradable y a pesar de tener unos minutos de vida útil para el uso humano, supone cientos de años de vida inútil para el medio ambiente ya que puede suponer unos 1000 años como residuo para el medio ambiente, el tiempo que tarda en descomponerse.

Solo en Estados Unidos se utilizan más de 500 millones de pajitas de plástico al día y supone el 4% de la basura plástica de todo el planeta… Todo esto, sin hablar del daño que causa a especies como las tortugas, claramente perjudicadas por su consumo. 

479786-600-338

Datos que hablan por si solos, pero que tiene una solución clara en SORBOS, la primera pajita biodegradable del mercado gracias a que es comestible. Y además ¡¡está muy buena!!

  • Pajita comestible, sin restos plásticos para el planeta
  • Sin utilización de plásticos en su proceso de creación 
  • Pajitas biodegradables
  • Personalizables (Sabor, color, serigrafiado…)
  • Aromatizadas
  • Diferentes sabores
  • Solo tienen 24 calorías